Rosaura a las Diez DENEVI, Marco


DENEVI, Marco. Rosaura a las Diez - 1ª. ed - Buenos Aires : Sudamericana, 2006.
251 p.
ISBN 950-07-2763-3

Indización Juridica

DERECHO PENAL > ABUSO DE AUTORIDAD
DERECHO PROCESAL> PRUEBA / RECONOCIMIENTO DE LOS HECHOS
DERECHO CONSTITUCIONAL > VIOLACIÓN AL DEBIDO PROCESO / CONDICIONES DE DETENCIÓN

Vinculación:

La novela narra una serie de sucesos ocurridos en una casa de pensión situada en el barrio de la ciudad de Buenos Aires popularmente conocido como “Once” (en los alrededores de Plaza Miserere) en la primera mitad del siglo XX. Se superponen diferentes versiones de hechos personales –relaciones de pareja, de vecindad, de convivencia- que son investigados por la policía cuando una mujer aparece muerta en el lecho de uno de los inquilinos del lugar.

Citas textuales

  • “—Pero, además de su oficio de restaurador de cuadros, usted tiene una habilidad que no me ha dicho.
    —¿Yo? ¿Una habilidad?
    _Ud. falsifica documentos.
    _¿Yo? ¿Documentos?
    _La cédula de identidad donde Rosaura se llama Marta Córrega es falsa. Un trabajo delicado por el que lo felicito, pero que no impide que la cédula sea irremediablemente falsa. No hay prontuario abierto a ese nombre. El número corresponde a una persona del sexo masculino, fallecida hace unos años. Y la firma del director de Investigaciones es apócrifa, aunque debo reconocer que hace honor a su arte. La mano que imita las pinceladas de los pintores famosos sabe igualmente imitar la firma ajena. Usted no sólo restaura cuadros. También restaura documentos…” (p. 197).
  • “_Vaya a la casa del viudo, en Belgrano. Le puedo dar la dirección. Interróguelo. ¿Es cierto que es viudo? Sí. ¿Es cierto que su mujer falleció hace diez años de cáncer?. Sí ¿Es cierto que arriba, en su gabinete de trabajo, tiene un gran retrato de la difunta? Sí. ¿Es cierto que el señor Camilo Canegato restauró hace poco dicho cuadro? Sí. ¿Es cierto que Ud. tenía una hija? Y el viudo le contestará: ¿Una hija? ¿Qué hija? Yo no tengo ninguna…” (p. 198).
  • “_Y eso es lo que me compromete? El cadáver en mi cama. ¿Y por qué me compromete? ¿Qué culpa tengo yo de que haya aparecido el cadáver? Cuando desperté el cadáver ya estaba allí. Si usted sueña que se robaba cien mil pesos, y cuando despierta ve que hay cien mil pesos debajo de su almohada, ¿qué culpa tiene? ¿Lo van a meter preso por eso? ¿Lo van a condenar por ladrón?
    –No, pero al menos me pedirán que explique por qué están ahí los cien mil pesos” (p. 200).
  • “—Ah, mientras soñaba. ¿Pero se es responsable por lo que uno hace mientras sueña? No, no, no lo es. Yo no sé nada del Código Penal, pero me parece. No puede ser. Usted sueña que mata, y al despertar comprueba que el sueño, de tan vívido que era, le hizo hacer el gesto de matar, le hizo agarrotar las manos, y ese gesto usted lo realizó sobre una persona viva que usted ignoraba que estaba allí, a su lado, una persona viva y despierta que, aun adivinando que usted soñaba que mataba, colocó su garganta entre sus manos y no lo despertó, lo dejó hacer, y usted, soñando, apretó, apretó, y la persona viva se quedó quietecita, allí, justo allí donde usted juntaba las manos. Y cuando usted despierta, se encuentra el cadáver en su cama. ¿Lo condenarían, a usted? Je, je, ¿qué dice el Código Penal?” (p. 200).

Interrogantes

  • ¿Se pueden tomar interrogatorios a testigos sin la intervención del imputado y su defensa.?
  • ¿La declaración del imputado en sede policial satisface la exigencia constitucional de la defensa en juicio? ¿Qué valor tiene?
  • ¿En qué situaciones se puede admitir declaración del imputado ante la policía?
  • La policía: ¿debe investigar por su cuenta o bajo la dirección de un fiscal o un juez?

Rosaura a las diezComentario

Por Marcelo Mónaco
Profesor de Derecho Procesal Penal
Facultad de Derecho -UBA

Primera novela del escritor argentino Marco Denevi, que obtuvo el premio Kraft en 1955 y que constituye un recurso excelente para valorar los temas centrales del Derecho Procesal Penal: la competencia, el objeto procesal, el valor de la prueba testimonial, las facultades policiales, los derechos del imputado en sede policial, la intimación al imputado; la defensa material en la indagatoria y la obligación de producir prueba de descargo.