Noticias de un secuestro GARCÍA MÁRQUEZ, Gabriel


GARCÍA MÁRQUEZ, Gabriel. Noticias de un secuestro - Buenos Aires : Sudamericana, 1996.
ISBN 950-07-1142-7

Indización Juridica

DERECHO PENAL > SECUESTRO/ NARCOTRÁFICO/ TERRORISMO/ MODELO DE NEGOCIACIÓN PENAL
DERECHO PROCESAL > MÉTODOS ALTERNATIVOS DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS
COMUNICACIONES > INFORMACIÓN PERIODÍSTICA

Vinculación:

El libro comienza con el rapto de Maruja Pachón y Beatriz Villamizar de Guerrero la tarde del 7 de noviembre de 1990. Popularmente se cree que Maruja fue raptada por ser hermana de Gloria Pachón, viuda del periodista y fundador del Nuevo Liberalismo Luis Carlos Galán. Beatriz es la cuñada de Maruja y su asistente personal.
El libro examina la primera de una serie de secuestros relacionados entre sí. El 30 de agosto de 1990, Diana Turbay, directora del programa de noticias Criptón y la revista Hoy por Hoy, había sido secuestrada junto a otros cinco miembros de su noticiero. Estos incluyen a la editora Azucena Liévano, el escritor Juan Vitta, los operadores de cámaras Richard Becerra y Orlando Acevedo y el fotógrafo alemán Hero Buss. La periodista es hija del ex presidente colombiano y líder del Partido Liberal Julio César Turbay.
Los secuestros de Marina Montoya y del Redactor en jefe del periódico El Tiempo, Francisco “Pacho” Santos, el 18 de septiembre de 1990, también son relatados en el libro.
Lo más trascendente de este libro en mi modo de ver, es la pluma de García Márquez al describir hechos reales, como son los que cuenta y que azotaron a Colombia.

Citas textuales:

  • “Villamizar se dio cuenta desde el saludo de que Don Fabio tenía ya un informe completo de la conversación en la cárcel. Eso abrevio los preámbulos. Villamizar se limitó a repetir que el recrudecimiento de la guerra podría perjudicar mucho más a su familia, numerosa y próspera, que no estaba acusada de homicidio ni de terrorismo. Por lo pronto tres de sus hijos estaban a salvo, pero el porvenir era impredecible. Así que nadie debería estar más interesado que ellos en el logro de la paz, y eso no sería posible mientras Escobar no siguiera el ejemplo de sus hijos.” (p. 224)
  • “Cualquier cosa que se hiciera-dijo-se encontraría al final con que faltaba lo más importante: hablar con Escobar en persona. “De modo que es lo mejor empezar por ahí”, dijo Pensaba que Villamizar era el adecuado para intentarlo, porque Escobar sólo creía en hombres cuya palabra fuera de oro”. (p. 224)
  • “Ahora no estamos peleando por Maruja sino por Cartagena”, le dijo Villamizar para facilitar el argumento. La respuesta del presidente fue que agradecía la información y que el gobierno tomaría las medidas para impedir el desastre, pero que de ningún modo cedería al chantaje. Así que Villamizar, viajó a Medellín una vez más y con la ayuda de los Ochoa, logró disuadir a Escobar.” (p. 242)

Interrogantes:

  • ¿Cual es la trascendencia de la negociación en un supuesto de crisis originada en una toma de rehenes o un secuestro?
  • ¿Como se trabaja?
  • ¿Como se planean las intervenciones, es decir el diálogo? ¿Qué y como se va a decir? ¿Qué se podría interpretar, el análisis de gestos, declaraciones públicas, etc?


Comentario:

Por María Evangelina Trebolle.
Profesora de Métodos de Resolución de Conflictos, UNLam, UNPaz.
Mediadora en el  Centro de formación profesional de UBA

Las intervenciones en las negociaciones en casos de crisis, aún en las más duras, como las que describe la novela, un secuestro, se tornan vitales para salvar la vida de las personas retenidas. Esto pone de relieve la eficacia de la palabra, la estrategia y la negociación como pilares para resolución de conflictos en modo pacífico.
Pero también, el planeamiento táctico, de un empleo de la fuerza en modo racional y equilibrado cuando nos enfrentamos con mentes criminales como la de Escobar.
Aunque en la práctica el mismo Villamizar ha reconocido al propio Escobar, que el empleo de la fuerza en muchos casos fue violatorio de los DDHH.
Toda las energías puestas en la negociación a cargo del Dr. Villamizar, con los extraditables, con el gobierno y el propio Escobar lo demuestran.
Así logró salvar la vida de su mujer y de otras personas que estaban junto a ella.