La sangre de los dioses. En: La cámara oscura GORODISCHER, Angélica


GORODISCHER, Angélica. "La sangre de los dioses".
En: La cámara oscura - 1a ed - Buenos Aires : Emecé, 2009.
208 p.
ISBN 978-950-04-384-2

Indización Juridica

DERECHO CIVIL > PARTE GENERAL > DERECHO A LA INTEGRIDAD FÍSICA / DERECHO A LA INTEGRIDAD PSÍQUICA Y MORAL
DERECHO CIVIL > FAMILIA Y SUCESIONES / SEPARACIÓN DE HECHO
DERECHO CONSTITUCIONAL > CONDICIONES DE DETENCIÓN
DERECHO PENAL > ENCUBRIMIENTO / ABUSO SEXUAL O VIOLACIÓN / HOMICIDIO / LESIONES
DERECHOS HUMANOS > VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Vinculación:

Un hombre, cansado de su mujer, piensa que luego de separarse todo se solucionará, pero la situación empeora e idea vengarse.

Citas textuales:

• “Y hay que ver cómo la odié, y hay que ver que la odié porque ella, ella fue destruyendo poco a poco lo que habíamos tenido si es que alguna vez lo habíamos tenido, lo que íbamos perdiendo.” (p. 43)

• “La solución apareció ahí de pronto, delante de mis ojos, pero la idea había recorrido un sinuoso itinerario: tengo que matarla, tengo que matar, tengo que matar a alguien, tengo que matar a una mujer. Ella. Una mujer.” (pág. 46)

• Todo fue fácil y rápido. Ella abrió, yo entré, ella retrocedió. La agarré del cuello y apreté. Me pareció que tardaba en morir.” (pág. 48).

Interrogantes:

• ¿Se encuentra tipificado el delito de femicidio en la República Argentina? ¿Y en otros países?

• ¿Cuáles son las penas establecidas antes la comisión del delito de femicidio en el Código Penal argentino?

Comentario:

En “La sangre de los dioses”, relato que hayamos en La Cámara Oscura, Angélica Gorodischer narra la historia de una separación conflictiva desde la perspectiva masculina. En dicho cuento, que vio la luz por primera vez en 2003 en “Escritos con sangre”, una compilación de cuentos policiales inéditos (Grupo Norma), la autora pone en énfasis el crecimiento de un malestar por parte del narrador producto de constantes molestias provenientes de su ex mujer posteriores a la ruptura, y lo lleva hasta una última instancia, en la que aquel decide asesinarla.

Las cuestiones de género no constituyen algo lejano en el universo literario de Gorodischer: la posición de la mujer en el mundo es recurrente en sus diversas narraciones. Sin ir más lejos, en este compilado de cuentos se pueden encontrar otros textos que posicionan a la dimensión femenina como eje central. Así, en “La Cámara Oscura” una obediente ama de casa decide desobedecer su rol familiar y en “El Beguén” se narra la sed de venganza de una mujer que ha estado encarcelada en un penitenciario, relatando pésimas condiciones y humillantes costumbres dentro de la institución. La misma escritora en una entrevista con Ángel Berlanga recolectada en el libro de Silvia Iparraguirre ha dicho que los asuntos de género son muy fuertes en ellas porque “cuando era chica creía que el género privilegiado era el femenino…Después crecí y me di cuenta de que había algo que andaba muy mal y empecé a tratar de pelear, pero como no sabía hacerlo, porque no tenía elementos, me puse a leer. Leí mucho.”[i]

En Argentina, debido a la repercusión mediática que tuvieron ciertos casos de femicidio, se introdujeron modificaciones al Código Penal a través de la ley 26.791 de 2012, estableciéndose que se trata de un agravante de homicidio con pena de reclusión o prisión perpetuas cuando el crimen recaiga sobre una mujer, el hecho sea cometido por un hombre y mediare violencia de género. Por otro lado, en abril de 2009 se promulgó la ley 26.485 de “protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales”, en cuyo artículo 2 se establecen sus objetivos, entre ellos, “el derecho de las mujeres a vivir una vida sin violencia” (inc. B). Además, quedan configuradas las diferentes modalidades que puede adquirir la discriminación contra la mujer: física, psicológica, sexual, económica y simbólica (art. 4).

Angélica Gorodischer, escritora argentina reiteradamente galardonada, entre otras distinciones con el Premio Emecé de Novela en 1985 y el Premio Konex de Platino en Ciencia Ficción en 1994, nos recuerda en este cuento corto una problemática actual, con una capacidad para narrar la historia a través de un camino no previsible, otorgando al protagonista una habilidad para drenar su odio y su resentimiento acumulados, en fin, para alcanzar su perverso objetivo, oscilando de lo pasional y enfermizo a lo frío e insensible.


[i] Iparraguirre, Sylvia “La literarura argentina por escritores argentinos”, Biblioteca Nacional, Buenos Aires, 2009, pg. 342.